«Viajar con niños es en muchos casos más fácil que vivir sin ellos» · Familias en movimiento

Se llama Florencio moreno Es uno de los españoles que más ha viajado en el mundo. La lista de todos los países visitados es muy similar al índice de un atlas. Hasta este apasionante viaje con él Mella desde Fmanega el ha sido encontrado siempre dispuesto a ayudar y es referencia en diversos foros de viajes. Tu blog de viajes personal – Vagar por el mundo– Es una joya llena de textos cuidados y hermosas fotos de todo el mundo.

El hecho de que tenga dos hijos que ahora tienen 4 y 7 años no le ha impedido seguir viajando con su esposa, solo que lo hace de manera diferente. Desde familynRoute Queríamos entrevistarte sobre tus experiencias viajando por el mundo en familia.

Te resultaría muy difícil ocultar que tu pasión es viajar ¿Cuándo empiezas a tener los primeros síntomas en tu vida? ¿Hay algo que hacer?

Desde muy joven. Cuando tenía 7 años, me sabía de memoria las capitales de todos los países del mundo que existían en ese momento. Recuerdo que había adultos que me pedían entretenimiento. Y tal vez incluso antes de mirar una carta que cayó en mis manos, algo que todavía hago. No creo que haya una cura para esto: nací así y así es como voy a morir.

Al parecer ya has visitado el 62% de los países del mundo, lo extraño de un país es que no has estado allí, ¿no te cansas de viajar? (puedes decir la verdad, sigues viajando)

No me canso, no lo he hecho ni un momento durante ninguno de mis viajes. Noto que mi pareja está un poco cansada. Probablemente volveré este año para hacer un viaje en solitario más o menos largo, después de viajar con ella durante casi 15 años.

Antes de tener hijos, eras un viajero incorregible … cuando nació tu primer hijo, ¿te dijiste alguna vez que «esta forma de viajar se acabó»? (Explicas muy bien en tu post cuando tus compañeros de viaje son más pequeños que tú)

Sí, cuando Diana estaba embarazada de Daniel, a menudo pensaba que este era el final. Para compensar, viajamos bastante durante su embarazo. Pero luego me di cuenta de que las barreras para viajar con un bebé son mínimas. Es más. Ahora me doy cuenta de que es mucho más fácil cuanto más pequeño es el niño porque a partir de cierta edad hay que convencerlo de los beneficios del viaje. Y creo que pronto mis hijos preferirán quedarse con sus amigos que con nosotros. Es una pena, pero es la ley de la vida. Así que disfruta de ese increíble viaje que haces con tu hija porque definitivamente te lo perderás en el futuro.


¿Cómo ha cambiado su modo de viaje o los destinos elegidos después de tener hijos?

Básicamente hemos descartado algunos lugares que podrían ser peligrosos debido a dos enfermedades endémicas: la malaria y la fiebre amarilla. Pero cuando mi hijo David tenía menos de dos años, todavía compramos vuelos a las Islas Salomón sin pensar demasiado en ello. Poco después, me di cuenta de que este país es el país con la tasa más alta de malaria en el mundo. Por un momento pensamos en no ir allí, pero al final decidimos ir de todos modos y dar profilaxis a nuestros hijos. Todo salió a la perfección, incluso han tomado esta medicación preventiva en otras ocasiones

¿Qué edad tienen sus hijos ahora? ¿La forma en que se beneficia de los viajes cambia en función de su edad?

Daniel tiene 7 años y David 4. La forma de viajar cambia mucho, en mi opinión, dependiendo de la edad del niño. Quizás Daniel se encuentra ahora en una edad en la que es más difícil motivarlo para que aproveche al máximo el viaje. Probablemente será más fácil de nuevo en poco tiempo. Aunque, por supuesto, el carácter del niño también cuenta.

¿A qué tipo de alojamiento sueles ir? ¿Qué necesita un hotel para que se sienta cómodo con sus hijos?

Con los niños siempre vamos a hoteles, ni demasiado caros ni demasiado baratos, digamos un término medio. Últimamente no solemos comer en el restaurante del hotel, hacemos la comida en los lugares que visitamos y antes de cenar compramos algo para beber en la habitación. Soy poco, si no nada, exigente con el alojamiento, pero a mis hijos les gusta que el hotel tenga piscina, así que tratamos de encontrarlos de esa manera si es posible.

– ¿Cuál es tu experiencia a la hora de volar con tus hijos a lugares tan lejanos, tienes alguna recomendación?

Hemos adquirido todo tipo de experiencias en aviones. Cuando los niños eran más pequeños, los vuelos eran más fáciles porque generalmente dormían, a veces incluso en el piso de la unidad, sobre un par de mantas. Ahora un vuelo de 10 horas o más es un poco largo, pero durante los últimos dos años hemos estado usando un método infalible para entretenerlos: una consola, creo que es la Nintendo DS (no estoy muy concentrado en este tema ). Los mantiene bajos durante mucho tiempo, especialmente a Daniel, que es bastante activo. Los libros también nos ayudan, Daniel se está convirtiendo en un gran lector últimamente.

¿Qué países o lugares consideras especialmente recomendados para viajes en familia o cuáles al menos recuerdas en tu caso?

Todos, no veo muchas diferencias entre unos y otros. En particular, me quedaría con aquellos en los que los ciudadanos son más receptivos con los niños pequeños y no dan demasiada importancia a las molestias que pueden causarles. Me gustaría destacar algunos lugares de Oriente Medio, como Jordania o Líbano, donde todo fue bueno para mis hijos. En el otro extremo de la escala, pondría a Australia, donde viajar con niños a veces se convirtió en un problema menor para nosotros.

En algún lugar leí que confirmas que puedes viajar a prácticamente cualquier país con niños, ¿tienes el coraje de repetirlo e incluso explicarlo?

Ja, ja, ja… me reafirmo. Excepto en unos pocos casos, es perfectamente posible llevar a los niños a casi cualquier lugar. Además, me atrevo a decir que viajar con niños puede ser más fácil en muchos casos que sin ellos. Los niños, especialmente los bebés, pueden abrirle muchas puertas.

¿A qué países no llevarías a tus hijos contigo?

Solo descartaría aquellos lugares donde existe riesgo de fiebre amarilla, ya que nuestros niños no están vacunados. De hecho, acabamos de regresar de Trinidad y Tobago y no pudimos llegar a la isla de Trinidad porque existe un riesgo muy pequeño. Aparte de los países a los que no iría por razones obvias, actualmente se han reducido a solo tres: Afganistán, Irak y Somalia.

¿Alguna vez sus hijos se han metido en problemas o le han dejado ir de viaje?

Nunca, excepto por algunos pequeños detalles sin importancia. Como anécdota, recuerdo una ocasión en que Daniel tenía unos 2 años, mientras viajaba en un tren, agarró por el pelo a la pasajera que teníamos en la parte delantera y no la soltó. La pobre señora gritó y trato de liberarla de las garras del bebé … ahora me río, pero lo he pasado fatal. Esto pasó en España, por cierto.

¿Crees que los españoles y latinos en general no viajan por el mundo con sus hijos?

Creo que sí, aunque por suerte esto está cambiando poco a poco. En mi opinión, esto se debe a dos factores. Uno es el sentimiento de sobreprotección hacia los niños que tienen los latinos en general, que nos lleva a ver peligros donde no los hay. Si el niño no suele enfermarse en casa, no tiene que hacerlo en Conchinchina, siempre y cuando se tomen una serie de medidas de protección, como solo darle agua embotellada. El otro factor es la idea generalizada de que las excursiones se pueden disfrutar y que los niños nos las van a estropear. Estoy de acuerdo en la primera parte pero no en la segunda: disfruto mucho más el viaje en compañía de mis hijos, las únicas veces que he viajado sin ellos (unos viajes cortos) los he echado mucho de menos.

¿Qué creen que les traerá el viaje a los niños y qué les traerá a ustedes como padres y como familia?

Da seguridad a los más pequeños. No soy educadora, pero siento que cuando sus padres se van de viaje y los dejan con otros familiares, deben sentirse un poco abandonados. Además, aunque parezca que no se dan cuenta de muchas cosas, creo que el hecho de viajar les abre la mente y los hace más tolerantes con otras culturas y otras formas de vida tan diferentes a la nuestra. Y en lo que a mí respecta, porque teniendo en cuenta mi situación familiar (estoy separado de mi familia de lunes a viernes por cuestiones laborales), viajar es cuando tenemos más tiempo para estar juntos. Y ver las sonrisas de mis hijos ondeando al estilo japonés por las calles de Tokio o cuando tienen un Ir en kayak a la bahía bioluminiscente de Fajardo en Puerto Rico no tiene precio.

Muchas gracias por compartir esta parte de su experiencia de viaje con nosotros y los lectores de FamilianRuta y por seguir disfrutando plenamente de su pasión con sus seres queridos.

¡Comparte con tus amigos y familiares!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *